sábado, 10 de enero de 2009

VOCES DEL SILENCIO ANIMAN LA NAVIDAD EN TELLO





En el marco de la celebración de la novena de aguinaldo en el municipio de Tello, en el norte del Huila, participó el grupo 'Voces del Silencio', de la ciudad de Bogotá, conformada por jóvenes ciegos y sordos. La participación de esta agrupación de la capital del país, obedeció a el apoyo que la primera Dama del Departamento, Sandra Marcela Rubio, dio a esta localidad en la organización y realización de estas festividades navideñas.
Durante el evento la comunidad tellense disfrutó de las canciones propias de esta época, interpretadas por el coro infantil del municipio de Tello, denominado 'Los Pastorcitos'. Además los niños recibieron regalos y degustaron de un refrigerio. De acuerdo a José Lácides Díaz Cruz, mandatario de Tello, esta actividad hace parte de la labor social que se adelanta desde la oficina de la Gestora Social del Municipio en beneficio de la población en términos de cultura, recreación y sano esparcimiento. "Con el apoyo de una ONG española entregamos más de 1.200 detalles a nuestros niños y niñas, con el fin de compartir la alegría que trae el nacimiento de el Niño Dios. Esperamos que esta época traiga felicidad y prosperidad para todo nuestro municipio", manifestó Díaz Cruz.

CENTRO DE CONVENCIONES JOSE EUSTASIO RIVERA, NEIVA HUILA, APARTES EN LA FINCA

video

martes, 5 de agosto de 2008

LAS VOCES DEL SILENCIO LANZAMIENTO II

El pasado sábado 2 de agosto de 2008, en el Auditorio del Museo Nacional, Las Voces del Silencio conformado por 20 niños, niñas y jóvenes con limitaciones auditivas y visuales (sordos y sordociegos) que con el apoyo de los Voluntarios de PESCAR cantan en su lengua propia, la lengua de señas, ofreció un concierto de lanzamiento de su nuevo repertorio de canciones. En compañía de reconocidos artistas y bandas nacionales como Wamba, Sin Animo de Lucro, Majua, Alerta y Tinto, los artistas con discapacidad hicieron vibrar a los asistentes quienes disfrutaron de una tarde maravillosa llena de mensajes de solidaridad, paz y amor por nuestro país.

Una vez mas Voces del Silencio logra que sus manos sean escuchadas, diciéndole a Colombia que la discapacidad no tiene límites y que todos debemos darle “VOZ A LOS SENTIDOS”…





































las mujeres muy hermosa de disfraz de colombia













jueves, 24 de julio de 2008

La música también existe en la oscuridad y el silencio




Las donaciones se pueden realizar en la cuenta del BBVA 479072605 a nombre de la Fundación Mercadeo Social o comunicarse al teléfono 6278410.
Un grupo de niños y jóvenes sordociegos demuestran que a pesar de sus limitaciones pueden sacar adelante proyectos artísticos de calidad.
Sentados en una mesa comían, se peleaban, se burlaban los unos de los otros mientras esperaban ansiosos el anuncio de la presentación, solo que todo lo hacían con sus manos.Viven en completo silencio y oscuridad, algunos con una discapacidad física adicional y sin embargo se las arreglan para tener su propio coro de Navidad. Son un grupo de 23 jóvenes sordos o sordociegos que estudian en el colegio Filadelfia en la localidad de Chapinero.
Aunque no ven las luces ni escuchan los sonidos de la época, el coro navideño 'Voces del Silencio' se les ha convertido en su razón de ser.Este grupo se creó el 6 de octubre de 2006 gracias a la Red Pescar de Voluntarios que literalmente 'pescó' a estos niños en un mar de indiferencia.El plan es escoger canciones, escuchar su letra, preparar una coreografía y ponerla en escena; el proceso, es un trabajo arduo que requiere de paciencia, profesionalismo y mucho amor. Montar una sola canción puede durar más de ocho horas y trae consigo llantos y peleas.Tienen que aprender cada uno de los pasos a través de la lengua de las señas, pero si además de sordos tienen limitaciones visuales, necesitan de un voluntario que más parece un lazarillo, encargado de enrumbar al niño por el camino de la música y el baile a través del tacto.Un coreógrafo, un director escénico, una fonoaudióloga, una licenciada en educación especial y un grupo de 10 voluntarios abren sus mentes en cada ensayo para montar un espectáculo de nivel, pues el mensaje es superación, no lástima. Todos son jóvenes de bajos recursos que antes no tenían grandes oportunidades de integrarse con la sociedad y la mayoría se habían convertido en un problema para sus impotentes familias."Gracias al grupo han pasado de ser el problema al motivo de orgullo en sus hogares. Ahora sus parientes están comprometidos con los logros de sus hijos. Es gratificante cuando lloran de la emoción", dijo Marcela Forero, fonoaudióloga del grupo.
El proceso
"No es fácil. Estos niños han crecido en ambientes pesados, muchos rodeados de violencia y abandono. La mayoría de las madres son cabeza de familia y se desempeñan en trabajos como el servicio doméstico", dijo Milena Gutiérrez, licenciada en educación especial. La plata escasea en sus hogares, un problema que se triplica cuando hay una discapacidad física o mental. La mayoría viene de sectores apartados de Ciudad Bolívar, Engativa o Suba.Algunos aún cuentan con el apoyo de sus familias en tanto que otros han sido abandonados a merced de una sociedad que no asimila la realidad del discapacitado.Pero lo más difícil para estos niños fueron los periodos de tiempo que tuvieron que permanecer en una esquina, un rincón o escondidos en sus propias casas.Voces del Silencio fue una red que los sacó de esa maraña de tristezas. Ahora este grupo superó la agresividad producto de años de soledad.Pero este grupo de voluntarios necesita, además de aplausos y voces de alivio para sus jóvenes, ayuda para que este coro crezca y vincule muchos más niños. Sobrevive solo de donaciones."Necesitamos ropa en buen estado, un medio de transporte, un lugar para ensayar y alguien que nos ayude a realizar un video del grupo que podamos mostrar para motivar a los empresarios a que inviertan en este proyecto. Hay veces no existe credibilidad en este producto artístico y los niños y jóvenes se entristecen cuando no hay presentaciones seguidas".Pero también necesitan de actividades lúdicas y un psicólogo que saque de las crisis emocionales a los jóvenes adolescentes del coro. Estas ayudas unidas a un beso, un abrazo de un sordociego agradecido es lo más gratificante para los profesionales que trabajan en este proyecto. "La alegría que muestran al recibir un aplauso es indescriptible", dice Milena.
A José le gustan las cámaras, así percibe la realidad
¿De qué le serviría una cámara a un sordociego? Para José Richard es la única posibilidad que aún le queda para poder percibir algo de la realidad.Nació sordo y además con síndrome de Usher que le fue quitando poco a poco la visión. Con el tiempo, como dentro de un túnel, quedó ciego cuando apenas era un adolescente.Su madre es empleada doméstica, cabeza de familia y vive en medio de una situación precaria. "Él tuvo que aprender a llegar al colegio Filadelfia solo desde su casa. Se pega contra las cosas y en TransMilenio sobrevive gracias a la gente que le ayuda", cuenta Marcela.Terminó su bachillerato y sacó el mejor Icfes del colegio, pero necesita más que esto para salir de las crisis que lo envuelve en una laguna de lágrimas. "Quiero estudiar computadores". Para ello, según Marcela, necesita de un software para leer en braile. Pero hay algo que lo haría más feliz aún, una cámara, pues cuando toma fotos puede percibir algo de lo que sucede a lo lejos. "No sé que es exactamente lo que siente, pero se emociona demasiado", cuenta Marcela.
"El coro es mi futuro"
A Marcela le toca repetir varias veces con sus manos la pregunta para que Luis entienda. Es sordo pero también tiene una limitación física que hace que bailar le cueste el doble de trabajo.Cuando se le preguntó cuál era su sueño, lo primero que hizo fue cantar con sus manos y de memoria, una canción que se llama 'sueños'. "Esa es una clara muestra de que el coro es su vida" dijo Milena.Luego interrumpe y apoyado en las manos de la fonoaudióloga dice: "Yo quiero a Voces del Silencio, quiero cantar canciones, ese es mi futuro, quiero trabajar, aprender y ser feliz".Dice que en su casa ayuda a su mamá en las labores del hogar y que tiende su cama solito. "También empaco revistas", cuenta con sus manos.
CAROL MALAVER
REDACTORA EL TIEMPO ZONA
carmal@eltiempo.com.co

El grupo Voces del Silencio hicieron su lanzamiento con un concierto

Julio 27 de 2007


Con una expresiva y sentida presentación, el grupo Voces del Silencio realizó un concierto de lanzamiento este miércoles, en el Hotel Cápital de Bogotá.
El evento contó con la asistencia de diferentes personalidades y la participación de grupos como Wamba, Tinto, Alerta, Sin Animo de Lucro y Majua.



Todos ellos tocaron su música para que los integrantes de Voces del Silencio la interpretara como mejor lo sabe hacer: con el lenguaje de las manos, ya que todos sus integrantes son personas que poseen limitaciones auditivas y/o visuales simultáneas.

Durante el concierto cada uno de los grupos tocaba una sola canción en el escenario, mientras una persona interprete del lenguaje para sordos guiaba desde el frente, a los jóvenes de Voces del Silencio para que la interpretaran con sus manos y bailaran.